Cómo limpiar los dientes a tu perro

La buena noticia para los perros es que no suelen tener tantas caries como los seres humanos. Pero, a pesar de la vieja sabiduría popular de que la boca de un perro está más limpia que de un humano, los perros pueden tener problemas como la acumulación de placa y la gingivitis. No solo debemos preocuparnos por el mal aliento y los dientes amarillos, al igual que con los humanos, estos problemas dentales caninos pueden provocar infecciones con riesgo de muerte y problemas cardíacos, hepáticos y renales.

Como cepillar los dientes a tu perro

Si tu perro puede cepillarse los dientes solo, ya puede dejar de leer este artículo y correr a publicar el video en YouTube. Para el resto de nosotros, tenemos que usar un cepillo de dientes y una pequeña estrategia. A tu perro tal vez no le guste mucho al principio, pero con el tiempo, esta puede transformarse en una experiencia agradable para ambos. Intenta elegir un momento después de que el perro haya hecho bastante ejercicio, para que tenga más ganas de quedarse quieto para la limpieza. No lo hagas demasiado largo las primeras veces, te recomiendo que empieces despacio; y deja de cepillar si tu perro se irrita, aun cuando no hayas cepillado toda su boca. Poco a poco puedes ir aumentando el tiempo de cepillado a medida que se acostumbre. Además, háblale con voz calma y agradable mientras le cepillas los dientes, incluso luego puedes darle un premio para felicitar su buen comportamiento. En poco tiempo, tu perro comenzará a desear que le cepilles los dientes.

¡Comienza desde cachorro!

Los perros adultos pueden aprender a sentirse cómodos con la limpieza de dientes, pero es más fácil si se comienza cuando el perro es todavía cachorro.

Como elegir la pasta dental correcta para tu perro

Esto es muy importante. No uses tu pasta de dientes para cepillar los dientes de tu perro. La mayoría de los dentífricos para seres humanos tienen flúor, que es extremadamente venenoso para los perros. En la mayoría de las tiendas para mascotas venden pastas dentales formuladas para perros. También puedes comprar cepillos de dientes especiales que facilitarán el proceso de cepillado.

El alimento seco es mejor que el alimento blando

Si el cepillado de dientes produce sangrado, inflamación o lágrimas, hay otras opciones para mejorar la salud dental de tu perro. El alimento para mascotas crocante es mejor para los dientes del perro que el alimento blando, porque el alimento blando suele quedarse pegado a los dientes y provoca caries.

Masticar huesos y juguetes para limpiar los dientes

Hay muchos huesos sintéticos y juguetes para masticar que están específicamente diseñados para fortalecer las encías y dientes de los perros. Solo asegúrate de darle objetos seguros para que mastique, ya que los objetos duros pueden romperle los dientes.

Darle a tu perro un buen hueso para masticar puede ayudarle a mantener sus dientes sanos y fuertes, pero imagínate a un ser humano que solo mastica goma de mascar y usa enjuague bucal. Ese no es un medio efectivo para asegurar la buena higiene dental y salud general. Lo mismo ocurre con tu perro.

Cuándo llevarlo al veterinario

Independientemente de si le cepillas los dientes a tu perro o no, se debe observar el interior de su boca a menudo. Si vez alguno de estos signos de problemas dentales, llévalo al veterinario inmediatamente:

  • Excesivo mal aliento
  • Cambio de hábitos al comer o masticar
  • Si intenta rascarse la cara o la boca
  • Depresión
  • Salivación excesiva
  • Dientes desalineados o faltantes
  • Dientes descoloridos, rotos, o partidos
  • Encías enrojecidas, inflamadas, doloridas o sangrantes
  • Incrustaciones de sarro amarillento a lo largo del borde de la encía
  • Bultos o pólipos dentro de la boca

¿Con qué frecuencia llevarlo al veterinario?

Aun cuando sus dientes estén sanos, al igual que contigo, los dientes de tu perro deben ser revisados por un profesional cada seis meses o un año. El veterinario debería revisarle la boca en las consultas habituales, pero si no lo hace, pídeselo.

El cuidado dental puede ser un incómodo tanto para los humanos como para los perros, pero el mantenimiento adecuado puede hacerte ahorrar mucho dinero a la larga e incluso puede salvar la vida de tu perro. Tu falta de cuidado puede terminar en costosas y dolorosas consultas al veterinario. A muchos perros se les debe dar anestesia para limpiarle los dientes y encías cuando tienen mucho sarro acumulado. Mantén la boca de tu perro limpia y ambos estarán sonrientes.